Cool Nomads | Conviértete en un nómada digital

Cómo vivir de un negocio online y todos los problemas que pueden existir

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on pinterest
Share on email

Tabla de contenidos

Junio 2014. Salimos de la universidad como periodista (Shantal), medíco (Kike) e informático (Nacho).

A Kike le esperaba el MIR y a nosotros nos esperaban salir a pelearnos al mundo laboral para conseguir experiencia y y “hacer curriculo”. 40-50 horas semanales de trabajo monótono y aburrido por menos de 500 euros al mes.

Quizá podría ser interesante al principio, por el aprendizaje que ibamos a adquirir, pero sabíamos que con el tiempo se iba a convertir en un infierno.

Más aún cuando estaba claro, íbamos hacer las tareas más aburridas, que no tenían mucha importancia o nadie quería hacer.

Era esto o arriesgar y buscar una alternativa.

Para aclarar nuestras ideas os contaremos Nacho os contará su caso: Me decidí por ir un año entero a buscarme la vida a Gold Coast, Australia. Y terminé con 2 meses de vacaciones en Bali con lo que había ahorrado trabajando hasta entonces.

A la vuelta lo tuve claro: Quería tener la libertad de viajar cuando quisiera, sin ataduras, sin fecha de regreso.

Pero tenía dos problemas bastante importantes para conseguir esto:

1. Dinero: Los 2 meses que realmente había estado viajando por Bali e Indonesia lo había hecho con el dinero que tenía ahorrado después de trabajar 10 meses en Australia. Estaba claro que para continuar viajando tenía que encontrar una forma de poder disfrutar de los viajes a la vez que generaba dinero

2. Tiempo: No sabía cómo conseguir una libertad de financiera sin estar atrapado en un trabajo que me robara su tiempo y vida. ¿Cómo generar ingresos haciendo algo que te gusta y no tenga un horario estricto, si no 100% flexible?

Diferentes opciones en busca de la libertad

Ahora el dilema era si crear un negocio online, o buscar destinos atractivos donde trabajar durante unos meses, ahorrar dinero y seguir viajando hasta volver a quedarme sin ahorros. 

Pros de un negocio online:

  • Puedo monetizar lo que te apasiona y ganar dinero con algo que te divierte.
  • Los horarios son flexibles, yo decido cúanto y cuando trabajo.
  • Puedo trabajar desde cualquier lugar, el portátil oficina.
  • Genero ingresos pasivos mientras estoy disfrutand0.

Contras de un negocio online:

  • No tengo ni idea sobre negocios online. Necesito formación.
  • Hacen falta meses hasta conseguir despegar un negocio. Los comienzos son duros y hay que invertir mucho tiempo al principio.
  • Si quiero ir rápido voy a tener que invertir dinero. Tendré que pagar cursos online potentes y un buen mentor.
  • Tengo que viajar con el portátil y necesitaré asegurarme voy a tener una buena conexión a internet.

Pros de viajar y generar dinero:

  • Puedes viajar sin depender de una conexión a Internet.
  • Puedes viajar sin mucha preparación.
  • No es necesario educarse para esto.

Contras de viajar y generar dinero:

  • Posiblemente necesitemos realizar trabajos que no nos gustan.
  • Podríamos nunca conseguir libertad financiera.
  • Entraríamos en el bucle de trabajo-viaje.

No fue una decisión muy fácil, había estado 1 año entero disfrutando y no tenía ninguna gana de volverme a mi casa a encerrarme delante de un ordenador.

Las ventajas que me garantizaba con mi propio negocio online sabía que me iban a hacer mucho más feliz a la larga. Así que, en contra de mi filosofía “vive cada año como si fuera el último”  que me decía siguiera viajando sin parar, me puse a formarme y empecé  a diseñar webs a la vez que acepté entrar como programador en un proyecto.

Al principio da bastante miedo, volver a tu casa y decidir ,que mínimo vas a estar unos 3-6 meses sin generar ingresos porque  te ha picado el mosquito emprendedor y te has decido a ganar dinero online a toda costa.

Pero retrasarlo solo hubiera conseguido posponer el problema así que me lancé al vacío con todo. Decidí perseguir mi libertad online.

Vivir de tu negocio online: Dificultades durante los primeros pasos de creación del proyecto

Durante 6 meses estuve programando con dos amigos una app para jugar partidos de fútbol y pádel a la vez que diseñaba webs para amigos y conocidos. Al principio no metía las horas suficientes y me distraía con cualquier cosa, pero poco a poco fui mejorando.

Una vez hecho esto, quedaba lo más difícil. ¿Cuál es mi pasión? ¿Qué talento tengo yo? ¿En qué soy realmente bueno?

1. Encontrar tu pasión y construir un negocio entorno a ella

Tras mi viaje y mis investigaciones a la vez que retomaba la programación, me di cuenta que todas las preguntas que me hacía para identificar que me gustaba más me llevaban a viajar, surfear y tener libertad.

¿Si tuvieses un mes de vida a qué dedicarías tu tiempo?

A viajar y surfear.

¿Si el dinero no importase qué harías para ayudar a los demás?

Hacer que las personas encuentren su propósito y cumplan sus sueños.

¿En qué dispones un conocimiento por encima de la media de la gente?

Informática, idiomas,  viajes surf y programación.

¿Con qué has disfrutado más de entre todas estas cosas?

Viajando y surfeando.

Pues ya está, tengo que montar algo online que me apasione para poder viajar y surfear, diseñar webs no era mi pasión que se diga pero me encantaba y conseguía cumplir mi objetivo de trabajar 100% online y ser libre. Así que empecé mi primer proyecto online.

2. Encontrar un nombre

El nombre en los proyectos siempre es algo que me ha llevado tiempo aunque sí es verdad nos solemos dar un máximo 48-72 horas para dar con algo y no perder el tiempo.

Pero en este casi lo había hecho al revés, había diseñado 3 o 4 webs sin ni siquiera tener un proyecto o haberle puesto nombre ya que lo había vendido directamente a amigos o conocidos.

Sabía que el surf era mi motor y me puse a pensar en nombres de los que pudiera sacar un logo chulo, los monos me parecían un animal muy gracioso así que mezclé ambos conceptos sin complicarme mucho y surgió Surf Monkey Design.

Ya tenía nombre ahora era momento de construir mi web.

3. La Web

La web de un proyecto puede volverse en una pesadilla si la complicas más de lo debido o no sigues los pasos adecuados, por eso decidí formarme en WordPress y hacer algo sencillo y al grano sobre mis servicios de diseño web.

Me puse a buscar plantillas premium de WordPress y  compré mi hosting en Siteground tras un estudio de los mejores hostings en cuanto a calidad y precio. Monté una web sencilla donde colgar mi portfolio y ofrecer mis servicios y hice una colaboración con una conocida para ayudarle con su web a cambio de que ella diseñara el logo de Surf Monkey.

Y en cuestión de 10 días ya tenía, nombre, web y logo, no me lo podía creer, había llegado ,era el momento de ponerme a vender mis webs a diestro y siniestro.

4. Clientes

En cualquier proyecto online ninguna persona va a llegar a tu página web por arte de Magia, por mucho que sean tus amigos tendrás que escribirles, contarles tu proyecto y que lo visiten.

Hay muchas formas de conseguir clientes mediante el Marketing, anuncios en redes sociales, grupos de Facebook, foros, red de contactos, emails, conocidos, comerciales o afiliados…

Pero la verdad yo desconocía todas estas vías y me veía con fuerza y ganas para conseguir vender alguna web entre los 1000 contactos de Facebook que tenía, así que fui identificando en mi círculo de amigos y conocidos personas que tenían empresas o emprendimientos y les iba escribiendo.

5. Vender

No sé si a ti te pasa pero a mi al principio me daba bastante cosa ponerme a vender cosas a la gente, pero bueno, no me quedaba otra así que tracé un plan.

Como consideraba que no sabía vender y que nadie nunca me había formado, me puse manos a la obra haciendo un par de cursos y leyendo artículos sobre cómo vender. Aplicaba lo que iba leyendo y poco a poco fui cerrando mis primeras webs.

La verdad que no lo podía creer pero sí, aunque mis negociaciones no habían sido las mejores ya que siempre acababa vendiendo mis webs por debajo del precio ideal, había conseguido vender mis primeras 2 webs en 10 días.

Había ganado mis primeros 1000€ online. ¡Qué felicidad!

6. Falta de tiempo y delegación

Una vez que empecé a ofrecer servicios de Marketing me encontré con que sí, ganaba mucho más dinero, pero no tenía casi tiempo para mí y tampoco iba a tener tiempo para nuevos clientes.

Y aquí es donde descubrí la palabra delegar, una tarea que opino es complicada de llevar a cabo satisfactoriamente pero que te solucionará la vida si das con la persona correcta.

Kike, que era uno de mis clientes, me propuso asociarme con él y esto fue un gran paso para delegar tareas y abarcas más clientes. Nos dividimos las tareas y fuimos creando un equipo de freelances online, personas con las que trabajábamos de forma online con horarios 100% flexibles.

Había nacido Artic Media, mi propia agencia de Marketing online y teníamos un equipo de más locos online como nosotros que les gustaba su trabajo y estaban dispuestos a ayudarnos a dar el mejor servicio posible a nuestros clientes, esto literalmente fue un sueño cumplido.

Merece la pena perseguir tus sueños

Incluso teniendo en cuenta la de horas que invertí formándome, solucionando problemas y lidiando con clientes, la verdad que merece la pena, uno nace sabiendo y hay que disfrutar del camino y aprender de los errores.

En mi caso lo tenía claro, sabía que al principio me iba a tocar invertir muchas horas, pringar  y estudiar mucho pero  año a año quería tener la libertad de trabajar menos, delegar más y generar más ingresos y así tener más tiempo para viajar, surfear y ayudar a otras personas a encontrar su propósito y cumplir sus sueños 🙂

¿Te unes a la rebelión nómada?

Como ves, ahora Shantal, Kike y yo podemos vivir 100% online gracias a nuestra agencia de marketing, lo que nos permite:

  • Ser libres y trabajar desde cualquier lugar del mundo.
  • Ser dueño de nuestro tiempo porque somos dueños de nuestro tiempo y nosotros organizamos nuestro horarios.
  • Viajar sin fecha de regreso, solo necesitamos un ordenador y conexión a wifi.

Como generamos ingresos constantes mes a mes y en una cantidad muy superior de lo que realmente necesitamos para vivir estamos creando un sistema de ahorros que me permitirá:

  • Tener un colchón de dinero que me da tranquilidad en el caso de que deje de trabajar por 6 -12 meses por la circunstancia que sea.
  • Reinvertir una parte de este dinero en nuestra agencia para disponer de más tiempo libre.
  • Invertir este dinero en activos que me generan más dinero sin yo hacer nada. El dinero trabaja para ti y no al contrario.

Por mucho que suene a algo irreal, es posible. Ahora tienes dos opciones:

Continuar con tu rutina y seguir quejándote de tu trabajo, de tu jefe, de tu [email protected], de tu familia y hasta de tu perro.

Unirte a la rebelión nómada y comenzar a trabajar con amor y dedicación para crear un proyecto que te permita monetizar tu pasión.

Tú decides.

Únete a los más de 1.000 Coolers

Podrás DESCARGAR GRATIS el manual definitivo para vivir trabajando online. Además, recibirás en tu Email nuestros mejores artículos y …. ¡6 trainings gratuitos!

Comentarios recientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top 3 articulos recomendados

​¿Quieres trabajar desde tu casa o desde cualquier lugar del mundo?

“Prueba nuestro curso gratuito: descubre a qué dedicarte y aprende a montar tu propio negocio 100% online”