Cool Nomads | Conviértete en un nómada digital

Los 11 errores de novato que no deberías cometer en tu negocio online

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on pinterest
Share on email

Tabla de contenidos

Tras decidir que ibamos a montar una agencia de marketing digital  que nos diera la libertad de poder trabajar en cualquier lugar para viajar indefinidamente, llegaron los primeros errores.

Cuando comienzas algo nuevo, al principio te la pegas. Bien por falata de información, por creer que sabes lo que haces o porque ni siquiera escuchas lo que te dicen.

En el proceso de creación, así como, durante los primeros meses de lanzamiento, es cuando cometemos los errores de novatos más gordos..

Es también donde más aprendemos ,ya que estos errores cuestan dinero, tiempo y disgustos. Y esto duele.

Por eso te vamos a contar las meteduras de pata, equivocaciones, que nosotros cometimos cuando empezamos a emprender online.

1. Comprar un hosting sólo porque es barato

En nuestros primeros 2 años con la agencia probamos diferentes hostings muy económicos, el precio era muy atractivo pero las facilidades, servicios y lo poco que nos atendían cuando surgían problemas nos llevaba a perder mucho dinero en forma de nuestro tiempo.

Se cumplió la frase, lo barato sale caro.

No te vamos a decir la empresa con la que lo contratamos para que te ahorres el disgusto pero …. No es que tuviéramos problemas con ellos sino que cuando descubrimos Siteground vimos el porqué de la diferencia de precio.

Con este hosting tienes un servicio técnico 100% eficaz e híper rápido, todo en español, copias de seguridad diarias que te pueden salvar de muchos apuros, emails, optimización de imágenes gratuitas, te instalan ellos WordPress e incluso te migran tu web vieja gratis.. Todo un pack por un precio muy razonable.

¿Hay más opciones?

Seguro que si. Nosotros elegimos Siteground por su calidad precio, su infinidad de servicios incluidos. Tan solo podemos hablarte ,sobre las que hemos probado y la primera mejor ni nombrarla.

Si encuentras otro hosting con los mismos servicios y prestaciones de Siteground pero a mejor precio, cómpralo. Antes de hacerlo busca siempre reviews reales de negocios  que lo usen y comparativas online.

2. Retrasar el lanzamiento de tu web o proyecto porque aún no está perfecto

Nosotros ibamos a lanza. Al principio lo retrasamos para encontrar una plantilla que nos gustara más.

Cuando compramos y configuramos Asta Pro + Elementor Pro lo volvismos a retrasar 1 mes porque el diseño que teníamos no estaba perfecto.

Teníamos que cambiar algunos colores, probar tipografías, experimentar con algunos plugins, etc. Un montón de chorradas que al principio no te van a servir para nada, o para muy poco.

Perdimos casi 3 meses en probar cosas y mejorar gráficamente la web en lugar de estar captando clientes potenciales, lanzando campañas de anuncios y escribiendo buenos artículos, . Un gran error. Quizá el peor que hemos cometido hasta ahora.

Ahora siempre les decimos a nuestros clientes, lanza cuanto antes y ve mejorando poco a poco en el camino. No te preocupes, si total, al principio va a entrar poca gent y tu objetivo es probar tu idea y aprender lo antes posible del feedback que obtenas de las personas que vayan visitando tu web.

Los creadores de LinkedIn decían:

Si lanzas un proyecto y no te da vergüenza las primeras semanas es que lo has lanzado tarde

Aplícate el cuento.

Lo único que necesitas para lanzar tu negocio online en la web es:

  • Una página de home
  • Página de servicios/productos
  • Una página o un formulario de contacto

3. No tener lista de suscriptores desde el momento cero

El error que más se repite entre nuestros clientes “no tener una lista de suscriptores” o “no utilizarla correctamente”.

La gran mayoría de las visitas que llegan a una web se van y no vuelven nunca. Con suerte podrás retener 1/4 o 1/3 de estas, difícilmente más.

Por eso quieres el email, para poder volverte a comunicar con estas personas. Si no, las pierdes para siempre.

Las 5 maravillas de una lista de suscriptores:

  • Tener lectores fieles enganchados a tu proyecto
  • Enviar contenido de calidad a personas, no a IP’s
  • Recibir feedback de tus artículos, de tus ideas y de tus servicios
  • Posibilidad de hacer encuestas muy valiosas para tu negocio
  • Vender

Como dicen los estadounidenses.

The money is in the list. Tanto si te gusta como si no, así es

Si quieres monetizar tu negocio, tu lista de suscriptores será una gran aliada.

Tienes diferentes opciones en el mercado, yo uso y recomiendo Mailchimp. Es gratuita hasta 2.000 suscriptores y 12.000 envíos mensuales. Para iniciar tu proyecto te sobra.

4. Montar un negocio sobre algo que no te apasiona

La mayoría de los negocios mueren por esta razón. Si comienzas a crear un negocio y no te diviertes muchísimo haciéndolo terminarás por dejarlo. Puede que no suceda hoy ni el mes que viene. Pero si en un par de años.

Si incluso cuando hay algo que amas hacer, mantener la dedicación es una tarea complicada, imagínate cuando se trata de que algo ni te va ni te viene.

A nosotros, en realidad, nos gusta contar nuestras experiencias emprendiendo, compartir nuestros fracasos con humor y todo lo que nos enseñaron, contar las historias inspiradoras de las personas que hemos ido conociendo en nuestros viajes. ç

Para nosotros tanto emprender como viajar ,es adquirir un desarrollo personal brutal. Por eso, si escribimos sobre una experiencia, escribimos sobre lo que aprendimos, no solo la experiencia en si.

5. No saber a quien te diriges

Otro error garrafal que cometimos en nuestras primeras andanzas.

Teníamos muy claro qué ofrecíamos y como, pero nunca definimos cómo era nuestro cliente ideal. El contenido de nuestra web, el lenguaje y nuestra comunicación era demasiado genérica y eso ahuyentaba a muchos visitantes.

Vivimos en una era de nichos y está comprobado que cuanto más cierres el círculo de las personas a las que te diriges más identificadas se van a sentir y esto hará que captes muchas más.

Tu cliente ideal puede ser, por ejemplo:

  • Emprendedores milenials que necesitan una guía con el marketing
  • Universitarios recien graduados que quieren un formación extra
  • Viajeros en solitario de entre 24 y 34 años

Etcétera, etcétera. Cuando más acotes tu nicho, mejor te irá.

Nuestro lector ideal se llama Luis, sabemos donde nació, dónde vive, en qué trabaja, el sueldo que gana, a las personas que admira, los libros y blogs que lee, sus hobbies, sus proyectos futuros, sus sueños y sus problemas.

Lo sabemos todo de él. Y tú que lees, eres Luis, porque tienes los mismos problemas que él. Lo único que hacemos es ofrecer recursos que solucionan estos problemas.

Por lo tanto, te recomiendo hacer un trabajo profundo sobre el tipo de persona que te va a leer. Sé lo más concreto posible.

6. No tener constancia

¿A quién le va mejor en internet?

A las webs que publican contenido de calidad semanalmente, no fallan ni una.

A los influencers que publican todos los días y que constantement están respondiendo los comentarios o mensajes de sus seguidores.

A los youtubers que publican vídeos semana tras semana, tampoco fallan ni una. Incluso mejor a los que lo hacen a diario.

Lo importante en cualquier negocio es la constancia, si inviertes 2 horas al día en tu proyecto y te comprometes a hacer esto cada día sin opción a abandonar el proyecto, este avanzará a un buen ritmo de forma constante, mientras que si los dos primeros días inviertes 8-10 horas sin parar y luego esto empieza a disminuir es bastante probable pierdas la motivación inicial y acabes dejando el proyecto.

Nuestra recomendación es empezar poco a poco sin saturarse, coger el hábito de trabajar en tu proyecto e ir invirtiendo tantas horas como puedas siempre y que sigas el equilibrio con tu vida, tus hobbies, tu familia/amigos etc.

7. Poner el foco en vender desde el primer momento

Aunque la venta directa a puerta fría cada vez es más complicada de realizar con éxito, si consigues parar a alguien en la calle o que un cliente potencial te responda una llamada es posible que te brinde entre 2 y 5 minutos de su vida para escucharte ya sea porque tus hablidades comerciales lo convencen, no se atreva a decirte que no  o no encuentre una excusa para huir de la llamada.

En lo digiatl en cambio es difernte, tu visitante está en su casa y no tiene que inventar ninguna excusa para seguir su camino o colgarte el teléfono si no le interesan tus servicios, simplemente cerrará la pestaña de tu página y no tendrá que dar explicaciones a nadie.

Entonces ¿Cómo vendemos de forma online?

Nosotros aconsejamos regalarle algo de valor al usuario que entra a tu web y no te conoce. Ya sea la primera consultoría de marketing, un recurso gratuito de tus mejores recetas de nutrición, una demo gratis de tu app que le gestiona las finanzas,etc. Al principio no te interesa vender en frío, no te centres en esto, así la gente al entrar a tu web se interesará por ese contenido gratuito, confiarán más en tu negocio y serán ellos quien se den un paseo por las secciones de tu web y se interesen por tus productos o servicios.

Y si las personas están contentas con tus servicios de prueba o regalos, no lo dudes que pondremos en marcha la fase de venta y acabarán comprando.

Una vez consigas esto, sonríe Cooler, que es gratis. Nosotros preferimos comprar cosas a la gente con una sonrisa en la cara, que nos motiva. ¿Tú no?

8. No hacer Networking win-win

El win-win es probablemente una de las 2 o 3 claves de nuestro éxito, por si no sabéis a qué nos referimos o cómo aplicar esta filosofía en los negocios online os la comentamos ahora.

La estrategia win-win se trata de que la dos partes se beneficien de una colaboración, un acuerdo, una venta etc. Os ponemos un par de ejemplos reales:

  • Nacho cuando comenzó como diseñador web conocía una diseñadora gráfica, él necesitaba un logo y ella una web por lo que le propuso colaborar de ese modo y ambas partes salieron ganando.
  • Nosotros en la agencia de marketing informamos a los clientes, de que por cada cliente que nos refieran, nosotros conseguimos un cliente nuevo a coste 0 y ellos se llevan un descuento en sus servicios o una comisión.

Como véis se puede aplicar a muchos ámbitos diferentes, pero lo importante es que ambas partes salgan ganando.

Si haces favores y ayudas a las personas ,esta ayuda te será devuelta, más pronto que tarde. Lo tenemos más que comprobado. Si te organizas siempre hay tiempo para ayudar a otros aunque sea con unos pequeños consejos por Whatsapp.

Nos encanta impulsar el buen rollo entre la gente, tanto en el trato que tenemos con nuestros clientes como con los freelance que contratamos. Las relaciones sanas traen buenos frutos.

9. No diferenciarte

Sea cual sea el proyecto que hayas elegido comenzar, no abras “otro más”, analiza a tus competidores, a negocios similares en el extranjero, estrújate el cerebro y dale ese toque diferenciador que haga que la gente se fije en ti.

Y es que hoy en día está todo inventado, a menos que estemos hablando de un proyecto revolucionaro e innovador que posiblemente requiera de mucho tiempo e inversión, es bastante probable que lo que tienes en mente ya esté creado.

No te desanimes, sigue adelante con la idea pero dale ese toque original y especial que hará que tu negocio destaque. Una buena solución es centrarte en un nicho en particular y ofrecer algo muy concreto a un público muy específico.

  • Nutricionista online para mujeres embarazadas
  • Asesoría 100% online especializada en herencias
  • eCommerce de accesorios y juguetes para perros y gatos

Como ves son 3 ejemplos basados en negocios muy típicos pero que al acotar el nicho se vuelven mucho más atractivos

Céntrate en acotar tu nicho lo máximo posible siempre y que sepas hay una demanda. Serás una solución a un problema en concreto, eso facilitará llevar a cabo tu marketing y tus clientes ideales te lo agradecerán.

10. Hablar sólo de ti y de tu empresa

Es probable que a medida que escribas a la gente le interese cada vez más saber sobre ti y tu historia o empresa, pero esto no sucede cuando comienzas .

Lo más importante es tener claro el objetivo de tu web y tu negocio, es resolver un tipo de problema o necesidad a las personas, ya sea porque quieren bikinis nuevos para el verano, un viaje a medida por Bali o una app que responda el correo por ellos.

Nos parece genial que, de vez en cuando, cuentes lo bien que va la empresa, la experiencia que tenéis y lo buenos que sois, pero el lector es egoísta. Entra a tu web a que le diseñes un viaje a medida, le importa bien poco que tengas 10 oficinas en Bali, lleves 25 años haciendo viajes, hayas tenido 10000 clientes o le cuentes que Bali es el paraíso, si no le dices que va a obtener él.

El lector quiere saber si le van a ir a buscar al aeropuerto, qué viene incluído en el pack, qué opciones tiene, qué trato va a recibir, cómo te vas a comunicar con él y cual va a ser el proceso desde que entra a la web hasta que termina su viaje en Bali, cuanto más específico mejor.

Las personas quieren resolver sus problemas, y no hay mejor vendedor que quien se pone en la situación de su cliente y eso mismo es lo que una web tiene que transmitir.

Centra tus escritos en aportar valor, en transmitir conocimiento.

Deja siempre un espacio para ti, si, en eso estamos de acuerdo, porque hoy en día, la gente quiere comprarle a personas, no a empresas ni a un logo. Pero tú no deberías ser lo más importante de tu negocio. Lo son las personas que te leen.

Tú no eres lo más importante de tu negocio, sino las personas a las que te diriges

11. No invertir en formación

En nuestro primer año de nuestra Agencia de Marketing centrados en conseguir clientes y activar el negocio dejamos de lado al formación en Marketing via cursos online a la que le habíamos dedicado mucho tiempo el año anterior.

Pero no eramos consciente te todo lo que conllevaba gestionar una agencia, un equipo, clientes medianos y grandes y todo ello crecía mes a mes.

Un curso de cómo gestionar, escalar y mejorar nuestra agencia online hubiera venido de perlas entonces. Pero quisimos ser ahorrativos y dejarnos la formación de lado.

¿Por qué?

Porque cuando comenzamos lo veíamos como un gasto. Y ni mucho menos es así. Si no nos hubiéramos gastado más de 5.000 euros en formación entre cursos y programas online de Marketing es bastante probable que nunca hubieramos conseguido. la libertad financiera para viajar todo el año tan pronto.

¿Lo hubiéramos conseguido finalmente? Es posible. Somos muy cabezotas y si nos marcamos un objetivo lo conseguimos cueste lo que cueste, pero claro no es lo mismo conseguir 1000€ mensuales online y poder empezar a viajar 12 meses después de iniciar tu proyecto ,que 10 años después.

Por eso mismo decidimos invertir de nuevo y seguir formándonos y actualizándonos, y así conseguimos dar un mejor servicio, delegar de forma más eficaz y automatizar nuestro negocio y tareas del día a día al máximo para trabajar menos horas obteniendo los mismos resultados.

Descubrimos el método exacto a seguir para hacer que nuestra web vendiera de forma automática; cómo ahorrarnos decenas de horas en gestionar equipo, clientes y facturas gracias a herramientas online, aprendimos a automatizar totalmente una cadena de más de 15 emails, en que podíamos llegar a venderle al cliente ,sin ni siquiera haber hablado con él y muchas cosas más.

Pero no te preocupes o a ti no te hacen falta 4.000 euros para lanzar tu negocio. Ni a nosotros tampoco. Hay cursos de 400 o 500 euros que están  muy bien. Lo que más vale es un buen Mentoring, pero esto puede venir más adelante cuando ya tengas un flujo de dinero constante que puedes comenzar a utilizar para “gastar” en tu proyecto.

Lo que consigues con la formación o el ir de la mano de alguien que ya ha conseguido lo que tú quieres es acortar muchísimo los tiempos de espera. Y ya te avisamos que no son cortos si vas solo en esto de los negocios. Hay gente que lleva muchos años y aún no ha conseguido vivir decentemente de su proyecto online.

Es más, el 95% de los negocios online mueren en el primer año de vida.

Se llama frustración. Y todos los que hemos comenzado sin tener mucha idea hemos pasado por este bache.

Así que si te estás planteando hacer algún curso de pago, contratar a un mentor, o irte a un seminario offline te aconsejamos que dejes de pensar y comiences a actuar hoy mismo.

La formación no es un gasto, es una inversión. Ahórrate años de trabajo para llegar a tu objetivo

Estos han sido los 11 errores más graves que nosotros cometimos, ¿cuáles han sido los tuyos?

Coméntanos abajo, si te sientes identificado con alguno o has cometido otro tipo de errores que no hemos mencionado aquí, te leemos 😉

 

 

Únete a los más de 1.000 Coolers

Podrás DESCARGAR GRATIS el manual definitivo para vivir trabajando online. Además, recibirás en tu Email nuestros mejores artículos y …. ¡6 trainings gratuitos!

Comentarios recientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top 3 articulos recomendados

​¿Quieres trabajar desde tu casa o desde cualquier lugar del mundo?

“Prueba nuestro curso gratuito: descubre a qué dedicarte y aprende a montar tu propio negocio 100% online”