Cool Nomads | Conviértete en un nómada digital

4 hábitos saludables para los nómadas digitales

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on pinterest
Share on email

Tabla de contenidos

Cuando los [email protected] de vuelo hacen las demostraciones de seguridad siempre indican que te coloques la mascarilla de oxígeno a ti mismo antes de ayudar a los demás. Es cierto que hay impulsos que cuesta controlar cuando se trata de cuidar de los nuestros, y en este caso de nuestro negocio, pero es muy importante entender que si nosotros mismos no estamos bien no vamos a poder ofrecer a nuestro entorno la calidad que nos gustaría aportar.

Necesitamos tener aire para gestionar todo lo que tenemos por delante: dar a empleados y clientes un buen servicio, cuidarles y mantener al día todos los aspectos de organización son cosas imposibles si no tenemos unos hábitos que nos ayuden con estas tareas.

Por eso hemos preparado estas cuatro propuestas que te ayudarán con ello. ¡Allá vamos! 

  1. Cumple un horario 

¿Tienes una gran carga de trabajo, plazos y objetivos que cumplir, y una lista interminable de tareas que siempre están pendientes? ¿Sientes que no tienes tiempo ni para tomarte un descanso? Tranquilo, que no estás solo…

Francamente, trabajar 5 días a la semana como mínimo, muchas horas, con 1 mes de vacaciones al año (habiendo 12 en el calendario) y sin dedicarte mucho tiempo a ti mismo son aspectos que llevan a la mayor parte de la sociedad a un estilo de vida frustrante que a nosotros, personalmente, no nos convence… 

Creemos que hemos venido al mundo para algo más. 

¿La clave? Crea un horario que concilie el trabajo y el resto de la vida, y luego, ¡síguelo!

Si estás trabajando en un proyecto acota el tiempo que vas a dedicarle. Trabaja, y trabaja duro, pero cuando descanses, hazlo de verdad. Cuando estés con tus amigos, cuando hagas deporte, cuando dediques tiempo a tu pasión, disfruta al máximo también. 

Como emprendedor, es crucial que desarrolles un horario en el que reine el equilibrio entre lo que tienes que hacer y lo que haces porque te gusta, aunque a veces sean la misma cosa. 

Proteger tu mente y tu creatividad son aspectos que también deben formar parte de tu trabajo. 

  1. Desconecta de la tecnología 

Si eres un nómada digital o trabajas en sectores con mucha presencia online, seguramente te pases la mayor parte del tiempo delante de una pantalla, sea del dispositivo que sea. 

Cuando te tomes los descansos que tanto te mereces, es importante que, al menos de vez en cuando, desconectes también de la tecnología para luego volver a conectar. Y a conectar más y mejor. 

Apagar el móvil, ponerlo en modo no molestar, quitarle el silencio o no revisar el mail en los días que te tomes para no trabajar es importante para sentir una desconexión real de lo que forma parte de tu trabajo. 

Aunque tengas que cumplir diariamente con objetivos o marcar el check en tareas que tienes asignadas de lunes a domingo, hay aplicaciones que te permitirán programar con antelación y, consecuentemente, estar ausente aunque sea por unas horas. 

Te aseguramos que cuando vuelvas a la red lo harás con muchas ganas de seguir adelante. 

  1. Prioriza en tu salud mental y física

Trabajar para uno mismo y dirigir tu propia empresa, grande o pequeña, puede ser un auténtico quebradero de cabeza. Por eso es tan importante que tengas claras tus prioridades y que no te olvides de ti. 

Para cuidar la mente es importante que disfrutes de las pequeñas cosas rutinarias, como tomar tu café, encontrar tiempo para leer esos libros que tanto te aportan o dedicar un rato a organizarte el día antes de empezarlo. 

A nivel físico es evidente que al cuerpo tenemos que escucharlo. Algo de actividad física, cuidar lo que comemos y descansar bien son tres aspectos básicos que mejorarán nuestra calidad de vida y, consecuentemente, la de nuestro trabajo. 

  1. Conoce dónde están tus límites

¿Alguna vez has sentido que te has apuntado a demasiadas cosas y a la hora de ejecutar te ha faltado el tiempo por todas partes?

Recuerda este viejo refrán: quien mucho abarca, poco aprieta. 

Ser realista con lo que puedes y no puedes gestionar es el primer paso para una buena organización del trabajo. No tengas miedo de decirle a un cliente que tu agenda esta llena para ese día. Tus compromisos deben tener una estrecha relación con lo que de verdad puedes hacer.

Tómatelo con calma y cuando veas que tú solo no puedes con todo… quizás es que lo estés haciendo genial: ¡quizás sea la hora de ampliar equipo! 

De eso hablaremos en otro post, pero hasta entonces…

¡cuida estos hábitos y empieza a sentirte como nómada digital! 

Únete a los más de 1.000 Coolers

Podrás DESCARGAR GRATIS el manual definitivo para vivir trabajando online. Además, recibirás en tu Email nuestros mejores artículos y …. ¡6 trainings gratuitos!

Comentarios recientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top 3 articulos recomendados

​¿Quieres trabajar desde tu casa o desde cualquier lugar del mundo?

“Prueba nuestro curso gratuito: descubre a qué dedicarte y aprende a montar tu propio negocio 100% online”